lunes, 28 de junio de 2010

Almorzando Fluido Manchester

Quiero empañarte las cirugías,
ser un mal educado,
irme sin decirte provecho,
bailar Violeta de Alcides en tu estomago,
ignorarte haciendome el alterno,
descomponerte con un pancho de Liniers,
cagarte en el pecho,
mearte la ensalada,
que mis dos amigas se besen en tu mesa,
y hacerte pasar mucha sed en un cuento de Rulfo.

Quiero inundarte los pies con barro,
tomarme el shampagne de tus ojos,
subirte al furgón del Sarmiento,
meterte en la fiambrería de un chino,
que duermas en el Botánico en agosto,
escupirte siendo tu sirvienta,
pintarte el mantel con aerosol,
rescatar a mis vecinas de tu infierno
y romper la pantalla con mis lágrimas.


Quiero derramarte toda la sangre del río,
mostrarte todas las fotos muertas,
poner pausa en aquellas sonrisas valientes,
repudiar a todos tus amigos y
juzgar lo macabro de tu inocencia.

Lamentablemente, hay alivios que uno nunca llega a sentir,
pero que te quede bien claro…
estos versos, son de todo corazón

No hay comentarios:

Publicar un comentario