domingo, 4 de julio de 2010

Víctima


A mi amigo Sastián Bonaudo






Víctima,
que le mando un mail sin asunto al victimario,
tan pero tan víctima,
un Johan Cruyff de la culpa,
hipócrita lloroncito, acurrucado en los rincones de la línea D,
Basta de ser el que pierde siempre,
Basta del presagio Maya,
Basta de sobornar al tiempo,
Nietzche descartable,
vitalicio del Holocausto del Messenger.

Me da nauseas mi espasmo, mi carita de Tissue como foto de perfil,
bola de pool de parrilla en la ruta,
apocalipsis de monoambiente,
exploto en cólera al verme como un amanecer de martes frío,
con el corazón en compota,
que me muero, que no,
que sobrevivo dos horas,
que vas a ir a mi velorio a comer cremona,
que me muero, ay te juro que me muero,
que hago sin su siesta,
que hago sin mí,
que hago sin ella y sin las vueltas que da la vida,
a dónde voy a parar, a dónde voy a dormir,
andate donde quieras, andate donde puedas,
pero ¡levantate putita!,
afuera te esperan los mortales,
primaveras y aburrimientos.

Deja de pedir amarillas,
deja de llorar para las cámaras,
chupetín sucio, aeropuerto lleno,
tumor benigno, flipper apagado,
asumí el asfalto que te toca, asumí la carne que se pudre,
hacete cargo del recuerdo, hacete cargo de la noche,
y no seas tan irrepestuoso...

¿Sabés lo que te hace falta para merecer la derrota?

No hay comentarios:

Publicar un comentario