miércoles, 7 de septiembre de 2011

Pequeña crisis del Egoísta

Vos no te das cuenta,
te cuesta ponerte en mi lugar,
es muy triste cuando me hacés sentir prescindible,
no te das una idea,
lo pienso un rato y se me baja la presión,
como a las minas en los recitales,
no se lo deseo a nadie,
ni siquiera a vos,
prefiero caerme dormido de una camacucheta,
jugar un partido de waterpolo en el Riachuelo,
soy un yo-yo sin hilo,
tengo el ego a la miseria,
por eso este poema muere acá,
que nadie lo lea,
no hay nada que pueda sacarme
este puñado de esquirlas del pecho,
sólo te pido algo:
si algún día te vas de casa,
llevate el Libro de Quejas,
llenalo en mi ausencia,
pensando en mi,
leelo,
releelo,
seguí pensando en mi,
y date cuenta,
quién te ama hasta en verano?
quién te necesita siempre on line?
quién te cuida del pasado?
pero no,
vos no te das cuenta,
te cuesta mucho,
una banda.

3 comentarios: