lunes, 1 de agosto de 2016

Avión

Un muchacho de pueblo,
hijo de trabajadores,
el primero de la familia
en pisar una facultad,
se sube a un avión
con culpa de clase.
Desde el cielo,
y de noche,
Buenos Aires es una nena ansiosa
con la cara llena de brillantina
y el Río de la Plata es una lágrima
enorme de un gaucho triste.

1 comentario: